jueves, diciembre 15, 2005

El Tratado que nos quieren arrimar

El Decano nos endilga su muy positiva resignación interesada...

TLC: Amplio debate, pero no indefinido
(Tomado de El Comercio - Perú)

Luego del largo proceso de negociaciones, que concluyó con la firma del tratado de libre comercio con Estados Unidos, muchos sectores han valorado la importancia de este avance, mientras que otros lo han descalificado, sin conocer siquiera sus reales alcances y beneficios.

La última encuesta de Apoyo revela, sin embargo, que el 58% de los encuestados aprueba la firma del TLC . Asimismo, la mayoría de candidatos a las elecciones del 2006 se ha mostrado, directa o indirectamente, a favor del tratado.

Corresponde ahora explicar a la ciudadanía qué ganamos y qué riesgos ofrece el TLC, a través de un debate amplio y público que permita aclarar dudas, sin especulaciones ni sesgos. Todos tenemos derecho a saber a qué obligaciones nos comprometemos y sobre todo cuáles son las tareas que este gobierno y el próximo deberán asumir internamente.

(...)

Vaya, El Comercio tratando de hacernos sentir mejor (¿será por Navidad?) dándonos a entender que, bueno, estamos mal informados sobre la firma del TLC... PERO DE ACUERDO. Y que "la mayoría de candidatos" está a favor "directa o indirectamente". Veamos:

Lourdes Flores: ya, a favor.
Alan García: ha expresado dudas. Quizá se refieran a esto como "indirectamente".
Ollanta Humala: también ha discrepado.
Javier Diez Canseco: claramente en contra.
Valentín Panigua: de acuerdo con reservas.

¿Esto es una mayoría favorable? ¿Y ése 58% que está de acuerdo? ¿Entrevistaron al primer piso del Ministerio de Economía?


5 comentarios:

litio dijo...

La idea es "todos tenemos derecho a saber a qué obligaciones nos comprometemos". Se sobreentiende que no tenemos derecho a decidir a qué obligaciones comprometernos.

Moreau dijo...

De acuerdo, El Comercio es inconsistente. Tampoco ellos conocen los reales alcances del acuerdo y lo tratan como algo inequivocamente positivo.

Sin embargo, si me parece razonable que gran parte de la poblacion este de acuerdo (aunque un 58% tampoco es la inmensa mayoria). Precisamente por esa esperanza de desarrollo (o de supervivencia), y la desesperanza de que el pais logre un desarrollo autonomo, muchos lo arriesgan todo para buscarse la vida en el extranjero. Claro que nada de esto constituye un argumento a favor del TLC en su forma actual.

Por otro lado, si bien podemos tener nuestras desconfianzas de las encuestadoras, tampoco podemos asumir que estan claramente sesgadas solo porque no nos dan los resultados que queremos o esperamos. Como minimo, tienen el beneficio de la duda.

Mi posicion es que habria que esperar (y exigir) el debate publico sobre el texto acordado. Aun en las condiciones en que se acordo (con apuros y en solitario), es probable que implique beneficios economicos directos importantes y evidentes (inversion y empleo). Habria que aclarar en el debate los efectos perjudiciales (generalmente mas solapados) y especificar mecanismos efectivos de redistribucion, lo mas sencillo posible de monitorear. Si lo posible no es suficiente, quizas no seria bueno cerrarlo al menos ahora. Un elemento decisivo en las politicas publicas es su "remediabilidad" (grado en que sus consecuencias sean reversibles), segun plantean algunos. Un acuerdo internacional probablemente sea el mas claro ejemplo de no remediabilidad.

PD: este teclado no tiene acentos, disculpen.

litio dijo...

Sí, yo también creo que ese 58% es relativamente creible, considerando que nadie conoce bien de qué va el tratado (ojo, tampoco dicen si la encuesta es a nivel nacional o Lima, dato central).

Como dices, lo importante es el debate público, y también reintroducir en ese debate la noción de solidaridad. Los analistas últimamente hablan de la suma total, o sea poniendo todo en una balanza ¿el país gana o pierde? Sin importar si los que pierden son los mismos que vienen perdiendo desde hace siglos.

"Ya estarán acostumbrados" es lo que deben pensar esos analistas.

Moriarty dijo...

Pero sigue habiendo el problema base, tipo programa concurso: ¿cuál caja quieres?...

Se nos da a aprobar algo, pero no elegimos realmente. Y la información cae a cuentagotas, y se nos ofrece como "bonos" lo que antes eran maravillosas ventajas.

Creo que esa va a ser la tónica del asunto: cartas bajo la manga, sin darnos el paquete completo.

moriarty dijo...

Moreau, ¿crees que aún se puede mantener "abierto" el acuerdo"?

¿Ese 58 % favorable, que grado de información tiene?