sábado, setiembre 29, 2007

Sobre la decadencia de los dictadores


A propósito de Fujimori en su hora carcelaria.


Von Loringhoven (ayudante de campo de Hitler) : "Vi a Hitler por primera vez cara a cara: ya no era el Führer del Reich de la gran Alemania combatiendo por su destino, sino un hombre de cincuenta y cinco años con aspecto de anciano, encorvado, jorobado, con la cabeza hundida entre los hombros".








2 comentarios:

Ahmed dijo...

Hanna Arendt hace una consideracion de esta relacion entre la humanidad y el totalitarismo en la "banalidad del mal"

jesus c. dijo...

ahmed: una diferencia entre la "banalidad del mal" (o de la mediocridad) en el régimen nazi y las actuales peripecias patéticas de los dictadorzuelos o mandamases democráticos es que los medios nos atragantan de sus peripecias: que fujimori comió pollo a la brasa, que alan bailó en un asentamiento humano, etc.