viernes, junio 26, 2009

Ken Robinson: las escuelas matan la creatividad


(Video visto primero en nihil alienum)

A continuación copio algunas partes importantes, porque también hay bastante chiste monse
(traducción tomada de
diegoleal.org)


Pero algo te golpea cuando te trasladas a América y cuando viajas alrededor del mundo: cada sistema educativo en la tierra tiene la misma jerarquía de temas. Cada uno, no importa donde vayas, te parece que sería otra cosa, pero no lo es. En la parte superior están las matemáticas y el lenguaje, luego las humanidades, y en la parte inferior, las artes. En cualquier lugar de la Tierra.

Y en casi todos los sistemas, también, hay una jerarquía en las artes. Plástica y música tienen normalmente un status superior en las escuelas que teatro y danza. No hay un sistema de educación en el planeta que enseñe danza todos los días a los niños, del modo en que se enseñan las matemáticas. ¿Por qué? ¿Por qué no? Creo que esto es bastante importante. Creo que las matemáticas son muy importante pero también lo es la danza. Los niños bailan todo el tiempo si se les permite, todos lo hacemos. Todos tenemos cuerpo, ¿no? ¿Me perdí de algo?

La verdad es que lo que sucede es, que a medida que los niños crecen empezamos a educarlos progresivamente de la cintura para arriba. Y luego nos centramos en sus cabezas. Y ligeramente en un sólo lado.

Si ustedes visitaran la educación como un extraterrestre y dijeran para qué sirve la educación pública, creo que tendrían que concluir, si miran los productos, quién tiene éxito con esto, quienes hacen todo lo que deberían, quien recibe todos los puntos, quiénes son los ganadores, pienso que tendrían que concluir que todo el propósito de la educación pública en todo el mundo es producir profesores universitarios ¿no?

Esas son las personas que llegan más alto. (...) Pero son bastante curiosos, y lo digo de cariño, hay algo curioso en ellos, no en todos ellos, pero sí generalmente, viven en sus cabezas, viven allí arriba, y especialmente en un lado de ellas. No tienen cuerpo. Miran a sus cuerpos como una forma de transporte para sus cabezas, ¿verdad? Es una manera de llevar su cabeza a las reuniones.

(...)

Ahora, nuestro sistema educativo se basa en la idea de capacidad académica. Y hay una razón. El sistema entero fue inventado, alrededor del mundo, no había sistemas públicos de educación en realidad, antes del siglo XIX. Todos ellos se crearon para satisfacer las necesidades de la industrialización.

Así que la jerarquía se basa en dos ideas: Número uno, que los temas más útiles para el trabajo están arriba. Así que ustedes, probablemente, en la escuela fueron amablemente alejados de aquellas cosas que le gustaban, con el argumento de que nunca conseguirían un trabajo haciendo eso. ¿Verdad? No toques música, porque no vas a ser un músico, no hagas arte, porque nunca vas a ser un artista. Benévolos consejos - pero profundamente equivocados. El mundo entero está sumido en una revolución.

Y la segunda idea es la capacidad académica, lo que realmente ha llegado a dominar nuestra visión de la inteligencia, porque las universidades diseñaron el sistema a su imagen. Si usted piensa en ello, todo el sistema de educación pública en todo el mundo es un proceso prolongado de acceso a la universidad. Y la consecuencia es que muchas personas de gran talento, brillantes, personas creativas piensan que no lo son, porque aquello en lo que eran buenos en la escuela no fue valorado, o fue en realidad estigmatizado. Y creo que no podemos permitirnos el lujo de seguir ese camino.

En los próximos 30 años, según la UNESCO, se graduarán en todo el mundo mediante la educación más personas que desde el comienzo de la historia. Más personas, y esa es la combinación de todas las cosas que hemos hablado - la tecnología y sus efectos de transformación en el trabajo, y la demografía y la enorme explosión de la población.

De repente los títulos no valen nada. ¿No es cierto? Cuando yo era estudiante, si tenías un título, tenías un puesto de trabajo. Si no tenías un empleo es porque no querías. Y yo no quería uno, francamente.

Pero ahora los chicos con títulos a menudo van a casa a seguir jugando vídeo juegos, porque es necesario un master donde el trabajo anterior requería una licenciatura, y ahora además necesita usted un doctorado para los otros. Se trata de un proceso inflación académica. E indica que la estructura de la educación está cambiando bajo nuestros pies. Tenemos que repensar radicalmente nuestra visión de la inteligencia.

Sabemos tres cosas sobre la inteligencia: una, es diversa, pensamos en el mundo en todas las formas en que experimentamos. Pensamos visualmente, pensamos en sonidos, pensamos de manera kinestésica. Pensamos en términos abstractos, pensamos en movimiento.

En segundo lugar, la inteligencia es dinámica. Si nos fijamos en las interacciones de un cerebro humano, como hemos escuchado ayer de una serie de presentaciones, la inteligencia es maravillosamente interactiva. El cerebro no está dividido en compartimentos. De hecho, la creatividad, la cual defino como el proceso de tener ideas originales que tienen valor, la mayoría de las veces no se logra sino por medio de la interacción de diferentes formas disciplinarias de ver las cosas. El cerebro es intencionadamente - por cierto, hay un árbol de nervios que une las dos mitades del cerebro llamado el cuerpo calloso, y es más grueso en las mujeres. (...)

Y la tercera cosa acerca de la inteligencia, es que es distintiva [distinct]. (...)

De lo que creo que se trata es de lo siguiente: Al Gore habló la otra noche acerca de la ecología y la revolución que fue provocada por Rachel Carson. Creo que nuestra única esperanza para el futuro consiste en adoptar una nueva concepción de la ecología humana, una en la que empezamos a reconstituir nuestra concepción de la riqueza de la capacidad humana. Nuestro sistema educativo ha socavado nuestras mentes de la misma forma que hemos socavado la tierra, para un determinado producto, y para el futuro, esto no nos servirá.

(...)

Lo qué TED celebra es el don de la imaginación humana. Tenemos que ser cuidadosos ahora para usar este don con sabiduría, y para evitar algunos de los escenarios de los que hemos hablado. Y la única manera en la que lo haremos es viendo nuestras capacidades creativas como la riqueza que son, y viendo a nuestros niños como la esperanza que son. Y nuestra tarea es educar a la totalidad de su ser, para que puedan enfrentar este futuro - por cierto, tal vez nosotros no veremos este futuro, pero ellos lo harán. Y nuestro trabajo consiste en ayudarles a hacer algo con él.

3 comentarios:

Jaime Del Castillo dijo...

Interesante lectura. ¿Habrá que sacar algunas conclusiones no?

Dr. C. Thorpe dijo...

Estimados lectores de este comentario:

Los invito a ver el blog/presentación del libro "LA GUIA MÁXIMA DEL ÉXITO", obra de un servidor (con dibujos de Jesús Cossio).

¡Suerte y Éxitos!

Anónimo dijo...

buen articulo , pero ya hace años Marx y muchos socialistas nos indicaron que nos educaban solo para ser un simple engranaje en este monstruosa maquinaria capitalista, pero que mas da , ya nos lavaron tanto el cerebro que ya ni cuenta nos damos, aveces me siento como una bujia o u piston