lunes, diciembre 19, 2005

Alan García y su corazoncito fascistoide

Alan García presentó su plancha. En ella, figura el Vicealmirante Giampietri, un declarado enemigo de la CVR y sus "cómplices senderistas" (o sea, todos los que quieren juzgar a militares asesinos). Giampietri es simpatizante del Opus Dei, rechaza tajantemente (contra las evidencias) que hubo ejecuciones durante la Toma de la Embajada y -sobre todo- participó en la matanza del Frontón durante el gobierno de García. ¡Que joyita!

Alan García: "agenda social es el mensaje que buscamos transmitir con plancha presidencial"

19 diciembre (Peru21.com) - Alan García, candidato presidencial del APRA, sostuvo esta mañana que la plancha presidencial que presentó ayer con su partido busca transmitir un mensaje de preocupación por una agenda social en bien de la transformación del país y el aumento del empleo, seguridad ciudadana y orden general.
Además, informó que la plancha presidencial, integrada por el vicealmirante (r) Luis Giampietri y la empresaria arequipeña Lourdes Mendoza del Solar, busca demostrar la confianza del partido aprista en todos los ciudadanos del Perú y no sólo en los ´compañeros´ apristas.

5 comentarios:

litio dijo...

Ya de por sí Alan García era una muy mala opción, pero esto es un golpe directo a los derechos humanos. Giampietri dijo ayer en la tv que las fuerzas armadas han sido maltratadas por el país tras haberle hecho un gran servicio...

Vamos al mapa. ¿Quién va a promover el cumplimiento de las recomendaciones de la Comisión de la Verdad desde el 2006?
- Alan con el mentado Giampietri
- Lourdes Flores con Rey Rey y otros ultraderechistas
- Paniagua con el nucleo duro de AP que rechaza toda crítica a su gobierno de los 80s que causó la mayor cantidad de muertes durante el conflicto interno
- Ollanta, que ha criticado el "ensañamiento" de la CVR con militares que están acusados sin haber hecho nada.

Moriarty dijo...

Un golpe directo y bajo a los derechos humanos, si. Justo el fin de semana hablaba con un amigo que está viendo el proceso de recojo de testimonios en Huancavelica (otra CVR, se puede decir) y me decía que el panorama era más que sombrío.

Gianpietri tiene entrevistas asquerosas. Para él, el país le debe no sólo disculpas a las FFAA, sino un monumento de oro puro.

Espero que el tiro le salga por la culata a Alan García. ¿Estará pagando un favor años después, querrá arrasar con el voto militar o quiere dar un mensaje equívoco de orden a toda costa?

Bueno, chomskyanos, no digan que la Realidad Nazional no nos da oportunidades de planear (y espero que hacer) cosas...antes que la derecha cavernaria o el fascismo de base nos meta a los campos de concentración!

Loqal dijo...

¿por qué alan ha bajado tanto en las encuestas? recordemos que en enero del 2001 tenía 2%, en la segunda vuelta del mismo año: 48%. Cuando recién asumió Toledo todos pensábamos que García sería el siguiente presidente; ahora se dice que no le gana a nadie en segunda vuelta. No creo que la gente recuerde ahora con mayor claridad su pésimo gobierno, ni que la patada a Jesús Lora lo haya bajado tanto. POr un lado, Alan se pasa con mucha facilidad de la reivindicación populista a la derecha estilo Giamietri-Confiep, y la ezquizofrenia se nota y genera desconfianza. Pero, también es cierto que García casi no ha empezado campaña, y cuando empieza a hablar, enamora. Habrá que tener cuidado.

moriarty dijo...

Creo que Garcia quiere dar mensajes efectistas, pero al estar capitalizados los golpes de opinión populistas por Ollanta Humala, quiere ganarse al electorado fujimorista diciendo que él "hubiera disuelto el Congreso" (por lo de los sueldos) y poniendo a un milico autoritario en su plancha.

Por otro lado, sabe que puede seducir -a punta de floro- a algunos jóvenes. Para ellos, promesas e histrionismo. Pero a cierto sector adulto mayor conservador, sólo puede darle complacencias de derecha.

litio dijo...

Editorial de hoy de Alvarez Rodrich en Peru 21:

Coalición anti-CVR
El escaso interés político por los derechos humanos


La conformación de las planchas presidenciales para la elección del año 2006 refleja, por lo menos, falta de interés por el mensaje y las recomendaciones de la Comisión de la Verdad y Reconciliación (CVR).

La del Apra, con el vicealmirante Luis Giampietri, quien hace dos décadas participó en los luctuosos hechos de 'El Frontón' -una gran piedra en el zapato de Alan García-, no es precisamente una plancha en favor de las propuestas de la CVR.

Lo mismo puede decirse de la de UN, con la inclusión del empresario Arturo Woodman, quien varias veces ha opinado en contra de las recomendaciones del grupo de trabajo que presidió Salomón Lerner. Algo parecido ocurre con la del Frente de Centro de Valentín Paniagua y Alberto Andrade, mientras que la de Ollanta Humala -de evidente tono militarista- proyecta la sensación de estar más interesada en proteger a compañeros de armas -y, de paso, captar sus votos- que en respaldar a la CVR.

El hecho de que las cuatro planchas presidenciales que encabezan las encuestas tengan una actitud indiferente e incluso de rechazo a la CVR era algo previsible. Su mensaje no llegó a calar ni en el presidente Alejandro Toledo ni entre el resto de líderes políticos del país -incluidos el gobierno y la oposición-, mientras que las últimas noticias sobre las acciones armadas de Sendero Luminoso simplemente acaban por conformar un entorno aprovechable por quienes nunca llegaron a comprometerse con la CVR.

Peor aún, ahora ese entorno está siendo aprovechado por dichos políticos -y por cada uno de sus gonfaloneros agazapados, que los hay de todos los colores- para proceder a una nueva amnistía militar, lo que evidentemente tiene un tono de chantaje para contar con el concurso militar y policial para combatir el rezago senderista.

Lo que se debe exigir son juicios justos y no nuevas amnistías escandalosas. Y, también, demandar que el combate que requiere la subversión en este momento se realice con inteligencia -en todo el sentido de la palabra-, dentro de la ley y no con exabruptos criminales, tal como lo recomendó la CVR.