lunes, diciembre 26, 2005

Kuczynski miente



Una cosa es exagerar o equivocarse en las cifras, otra distinta es tergiversarlas para crear pánico. Al decir que en los últimos años se ha liberado de las cárceles peruanas a 10,000 terroristas, el primer ministro alimenta una campaña desinformativa que llega muchas veces a atacar a personas que no son o han dejado de ser terroristas (Francisco Diez-Canseco divulgó el nombre de senderistas arrepentidas, lo cual es ilegal). La idea es meter a todos en el mismo saco, para que parezcan muchos, para que parezcan más peligrosos y todos tengamos mucho miedo.

Es imposible que se haya liberado a 10,000 terroristas pues nunca hubo más de 4,000 presos por ese delito. Salieron en libertad unos 3,000 pero hay que tener en cuenta que muchos de ellos eran inocentes. No "inocentes" como cuando sale una ley que perdona a militares por sus delitos y se pueden ir a su casa. No, gente que en verdad fue acusada injustamente, señalada por supuestos arrepentidos, detenida por estar en cierto lugar en cierto momento, o simplemente por ser serrano, o porque había que llenar una cantidad de detenidos para el ministro y la prensa.

Ni siquiera todos los contabilizados como "arrepentidos" tenían un vínculo con los grupos terroristas. Dice La República, en diálogo con Wilfredo Pedraza:

Pedraza sostuvo que el ministro Kuczynski debe haber recibido una información errónea, en la que tal vez se ha sumado el número de presos por terrorismo con los casos de personas investigadas por ese delito, y que no ingresaron a las cárceles porque no se llegó a establecer su responsabilidad.

“En ese caso la cifra podría llegar a 20 mil personas en las últimas dos décadas”, advirtió.

En este grupo se incluyen las ocho mil personas que entre 1992 y 1993 se acogieron a la Ley de Arrepentimiento, muchos de los que en realidad fueron campesinos que vivían en medio del conflicto y que se vieron a obligados a atender a los senderistas o tupacamaristas que llegaban a sus comunidades.

Las bases militares establecidas en la selva y sierra del país se limitaron a registrar a estas poblaciones, contabilizándolas como “arrepentidos”. Simplemente se les entregó una constancia en la que se resaltaba su colaboración, pero en ningún momento se les proporcionó un código ni mucho menos estuvieron en prisión.


Pero los que sí eran y han salido de la carcel ¿vuelven a las andadas como la mayoría de delincuentes comunes? Ahora está de moda decir que sí, sobre todo en el caso de los subversivos de mayor rango. Sin embargo, hay que tomar en cuenta algo que también se menciona en el mismo artículo:

Contra lo que se piensa, Pedraza aseguró que las cárceles han sido uno de los principales centros antisubversivos, lo que quiere decir que los reclusos que recobran la libertad no necesariamente se reenganchan a los grupos subversivos. En las prisiones se ha logrado la redención de al menos la mitad de los sentenciados por terrorismo.

“En los últimos diez años las iglesias, tanto la católica como la evangélica, han logrado la desvinculación de aproximadamente la mitad de los privados de libertad”, indicó.

Muchos de ellos llegaron a prisión siendo muy jóvenes. Cayeron realizando pintas o repartiendo volantes subversivos, delitos por los que fueron sentenciados a 10 o 15 años de cárcel.


No se puede negar que existen grupos alzados en armas, que hay fuertes vínculos con el narcotráfico y que el Estado es incapaz de controlar la situación, pero eso sólo hace más grave la irresponsabilidad (o interés oscuro) de nuestro norteamericano primer ministro.


Actualización:

En el programa de Rosa Maria Palacios (que estuvo muy acertada sacandoles la mugre) estuvieron hoy (27 de diciembre) el primer ministro Kuczynski y el congresista Iberico.

Kuczynski demostró que no solo miente con las cifras de terroristas sino también con las de policías:

Cifra PPK: 30,000 policías muertos durante el conflicto armado interno

Cifra real (tomada de la misma policía por la CVR): 682 policías muertos

(Falló por un tanto así...)


Iberico, entre otras perlas, nos informó algo que debe derivarse de su enorme experiencia en el tema de los derechos humanos: Entablar un juicio contra un militar supone una violación a sus derechos. Cada día se aprende algo nuevo.

4 comentarios:

Loqal dijo...

se nos viene una cosa bien fea con esto de la "ley de amnistía". hay un bloque bien grande que quiere garantizar la impunidad de los militares y los corruptos, con esto del rebrote del terrorismo. guarda con lourdes (las declaraciones de woodman), y con alan (giampietri). qué miedo.

Roberto dijo...

suma a woodman y a giampietri a garcía belaúnde (frente de centro, acción popular) que viene diciendo lo mismo.

como siempre, buena parte de los sectores más conservadores de los políticos arrugan frente a los militares. no hay pues péndulo "democracia-militarismo", sino una alianza basada en la mutua desconfianza.

Moriarty dijo...

no hemos aprendido, nada? además, de jefe del comando conjunto, un vocero anti-CVR que seguramente está al frente de esta campaña por una vergonzosa amnistía. ollanta humala tampoco es garantía...

y si Toledo aprueba una Ley de Amnistía asustado por la posibilidad de un golpe de estado antes del cambio de gobierno y la justifica por la "transición"?

litio dijo...

dicen en terra:

El presidente Alejandro Toledo subrayó hoy que no está dispuesto a dar una amnistía generalizada para los militares y policías involucrados en casos de derechos humanos, y demandó celeridad al Poder Judicial para resolver estos casos sin que exista persecuciones.


"No estoy dispuesto a dar una carta blanca. Pido justicia, pero con celeridad, sin persecuciones, pero justicia. Hay que darle los fondos y el apoyo (al Poder Judicial) si es necesario", manifestó.