miércoles, enero 04, 2006

Sorpresivo apoyo de Chávez y Evo a Ollanta en Venezuela


Una transmisión televisiva desde el Palacio de Miraflores, en Venezuela, confirmó la versión varias veces negada. En la toma aparecía un sonriente Ollanta Humala junto a su esposa Nadine en primerísima fila de la platea, mientras el presidente venezolano Hugo Chávez lo ensalzaba, le daba su respaldo y hasta lo comparaba con el "Quijote", por haber encabezado el 2000 un levantamiento militar contra el hoy extraditable Alberto Fujimori. La empatía entre el mandatario llanero y el candidato peruano por primera vez quedaba en evidencia.

Hasta antes de que las imágenes dieran la vuelta al mundo, la visita del líder del Partido Nacionalista Uniendo al Perú a tierras venezolanas era guardada en estricta reserva. Fue de manera sorpresiva, y a través del público espaldarazo que Chávez le dio durante una rueda de prensa conjunta con el presidente electo boliviano, Evo Morales, que en nuestro país se supo nuevamente de Ollanta Humala, quien desapareció del escenario político luego de inscribir su plancha presidencial ante el Jurado Electoral Especial el viernes de la semana pasada.

En la conferencia de prensa, que tenía como objetivo informar sobre el apoyo que el gobierno venezolano dará al régimen de Morales –quien asume la presidencia de Bolivia el próximo 22 de enero–, el propio Chávez reveló que la noche del lunes tuvo una reunión con Humala, en la que, entre otras cosas, él le contó sobre el episodio de octubre del 2000, en el cuartel militar de Locumba.

(Aún me da cierta mala espina Ollanta Humala... ¿Es un oportunista? ¿doble cara? ¿se sube al carro del nacionalismo populista realmente dispuesto a hacer cambios radicales? No se ha pronunciado sobre la amnistía a los militares peruanos ni ha hecho explícito su plan de gobierno, más allá de algunas vaguedades sobre estatizar ciertos recursos.

Ayer martes en el programa de Rosa María Palacios, el analista internacional Ariel Segal (venezolano) advertía contra la "chavización" del Perú si gana Humala. En algún momento se mostró sorprendido del arrastre popular de Ollanta Humala, también. Y es que le hace falta ir a los conos para que vea la simpatía que despiertan los (mandones) eslóganes nacionalistas humalistas y su "prestigio" de outsider. Pero sobre todo -por lo que he podido palpar- el discurso racial/clasista contra los "blancos", los que "siempre tienen el poder". Ése es su mayor gancho creo).

9 comentarios:

DonMatas dijo...

que onda ollanta?
aquí lo único que dicen es que es abiertamente antichileno..¿que puede significar eso?.
otra pregunta: ¿tiene trabajo en las bases?tiene el reconocimiento de las organizaciones sociales del perú?
salu2 desde Chile

litio dijo...

Yo no diría que es tan abiertamente antichileno. Lo que hace es expresar una posición nacionalista medio militarizante según la cual la penetración económica de ciertos países es peligrosa para los intereses geopolíticos del Perú. Claro que eso proviene y mantiene un remanente antichileno que todavía se transmite por las escuelas. El problema es que por eso mismo esa posición tiene bastante arraigo entre mucha gente.

Trabajo en las bases no tiene, y organizaciones sociales... ¿cuáles?

El que trabajó en bases fue su hermano Antauro, que organizó una especie de milicia a nivel nacional (aunque con un a capacidad de acción armada bajísima) e hizo bastante agitación con un discurso mucho más radical (ese sí abiertamente antichileno, entre otras cosas). Pero precisamente lo que está haciendo Ollanta es intentar que dejen de identificarlo con con él.

true capote gonzález dijo...

Cuidado con la 'chavización' no sólo en Perú sino en toda Latinoamérica. El presidente venezolano Hugo Chávez copia el estilo populista del general argentino Juan Domingo Perón que gobernó hace 50 años. Su viuda, Isabel Martínez de Perón, vive en una mansión en Puerta de Hierro, Madrid. El estilo populista, también fascista de Perón, no es un buen ejemplo para Iberoamérica, ahí está el resultado producido por sus seguidores del justicialismo. Iberoamérica se merece otro destino al que propone Chávez, el mundo tiene sus retiscencias a un militar golpista que da conferencias de prensa con una ametralladora. ¡Qué pena Iberoamérica!, con el acecho de los Estados Unidos y de las transnacionales.

litio dijo...

Aquí una columna interesante del analista Carlos Tapia, publicada hoy en La República:

Elecciones: Ollanta y las izquierdas

La presencia de Ollanta (ojo, y de Nadine) en Caracas, junto a Chávez y Evo, ha reposicionado su candidatura colocándola en el centro de las propuestas antiimperialistas que cada vez más ganan audiencia en América Latina. Electoralmente hablando, sin lugar a dudas, es un punto a favor de la candidatura de Ollanta. Por dos razones: primero, porque de un plumazo pasaron a un segundo lugar los cuestionamientos y estrafalarias tesis de Don Isaac y, también, quedó en claro que Ulises y Antauro empiezan a ser parte solo del anecdotario político familiar. En segundo lugar, porque con esta movida electoral ha jaqueado a la izquierda en el país.

Cuando hablamos de la izquierda, nos queremos referir a aquel sentimiento de rechazo global ante el actual estado de cosas y que se anida en un importante sector de la población. No nos circunscribimos, por lo tanto, a sus expresiones organizadas, ya sean en el ámbito gremial o político. Acá sí tendríamos que hablar de "las izquierdas", diferenciadas entre sí por sus particulares puntos de vista expresados en matices programáticos, que al entender de no pocos, muchas veces buscan simplemente justificar determinados liderazgos y cupos electorales.

No cabe duda de que la candidatura de Ollanta tiene mucho de improvisación. Un ejemplo de lo anterior es que no logró inscribir su propio partido. Pero, también del lado de las izquierdas, la improvisación no ha dejado de estar presente: durante el último año han estado dedicados principalmente, cada uno por su cuenta y en reñida competencia entre sí, a recolectar las firmas y el listado de las personas que conformarían sus respectivos comités provinciales, creyendo que conseguir la legalidad electoral era su principal reto. En realidad debió ser solo el primero, ya que lo más importante era conseguir empatar una propuesta política con el sentimiento mayoritario del pueblo izquierdista. Pero, para eso, era necesario transitar por el difícil camino de la unidad y la madurez. Así, perdida la brújula, ahora solo les queda esforzarse para superar la valla del 4% y no perder su inscripción electoral.

¿Por quién votará el pueblo izquierdista? Pareciera estar cada vez más claro que por Ollanta. ¿Por qué? Porque la clase política, por ellos repudiada, lo ataca y porque, en el imaginario popular, los poderosos le temen. Está claro que les importa muy poco si tiene un programa de gobierno correcto o viable. La candidatura de Ollanta se ha constituido en el instrumento político útil para sancionar a quienes consideran los culpables de su injusta situación. ¿Acaso no era previsible lo anterior? ¿ A quién sino a las izquierdas les correspondía la tarea de dar cuenta de este desencuentro, y de buscar resolverlo?

Las izquierdas se encuentran en una encrucijada. Para recapturar al pueblo izquierdista y quitárselo a Ollanta, requieren cada vez más diferenciarse de él, atacarlo. Pero cuanto más lo hagan, más se parecerán a la tradicional clase política de la que a su vez están obligados a diferenciarse. Todavía peor, tienen que calcular a quién van a apoyar en la segunda vuelta. Si fuera, como parece ser, Lourdes-Ollanta, o Alan-Ollanta ¿por quién creen que van a votar los militantes de los partidos de izquierda?

Difícil y riesgosa situación en la que se encuentran las izquierdas en nuestro país. Y todavía hay gente que reniega de la experiencia de la Izquierda Unida.

litio dijo...

De hecho, en Chávez no confío mucho. Pero el nivel de improvización de Ollanta es ya excesivo.

Ahora se habla mucho de la posición "antisistema", generalmente asumiéndola y descalificándola como una reacción irresponsable, "alpinchista", como decir que ya fue y que se vayan todos. Y hay mucho de eso. Pero hay una posición "antisistema" que no se opone al sistema por el sistema, sino a éste en particular, el que mata de hambre a la gente en nombre de recetas falsas e intereses de países y grupos ricos.

El juego de la derecha es poner a ambas en el mismo saco. Por ejemplo, si dices que el TLC debió consultarse con la población o que hay que cambiar de constitución, eres un antisistema y sólo quieres sembrar el caos.

DonMatas dijo...

Y que onda con el Frente de Izquierda? se trata de la añeja y derrotada izquierda o es la nueva izquierda autonomista? ¿podría constuirse en la plataforma de un evenutal gobierno de Humala?
Respecto de Chávez y el señor capote gonzalez: es evidente que se trata de un español (sólo ellos hablan de Iberoamérica, como que esta fuera una america de ellos...no entienden nada) uqe sigue pretendiendo que saben más ellos lo que nos conviene...Chávez responde a la realidad del pueblo Venezolano, con su sangre caribe y bolivar a la cabeza. Él lidera uno de los procesos más democráticos que hay hoy en el mundo, contruyen una nueva democracia, que supera a la representativa heredada y plantea una participativa. Nuestra América comienza a transitar el camino de una Gran Transformación, que será popular, democrática, diversa y autonomistas... eso significa que cada pueblo decidirá su forma, pero la meta será la misma. Y ustedes señores del "primer mundo", comenten y opinen, mientras la Historia pasa por vuestro lado sin que se den cuenta

Roberto dijo...

con el llamado de ollanta a la izquierda es claro que el PS y el PDS y el MNI y su frente de izquierda se van al diablo. oportunismo, de hecho, y el referente más cercano para humala es lucio gutiérrez. a diferencia de evo, humala no cuenta con movimientos sociales detrás; mucho menos es comparable a chávez que tiene un arrastre popular que empata con movimientos. aquí es más bien un empate de expectativas que debieron ser llenadas por la izquierda, pero debido a su incapacidad total, son pues usadas por humala.

es totalmente irresponsable el llamado de humala e irresponsable porque no va a poder conducir el depósito de poder que va a capitalizar con las elecciones. y con el fracaso, seguirán la desmovilización y la desmoralización. esa historia ya la conocemos. la primera vez fue tragedia. esto suena a parodia mal hecha en algún programa de los cómicos ambulantes.

litio dijo...

A mí me parece que en Perú no hay tal cosa como una "nueva izquierda autonomista". O por menos no está organizada y visible. Las visibles son la sindical y la burguesa, ninguna muy nueva que digamos.

Personalmente estoy a favor de virar a una democracia participativa, y veo que en Venezuela se está ensayando ese modelo. Pero no pondría mis manos al fuego por el apego de Chávez a la democracia.

Claro, acá los medios dicen que Chávez es antidemocrático porque no respeta una democracia que es sinónimo de cierto statu quo que favorece a algunos. Tampoco digo eso. Pero igual me da desconfianza su centralismo, su recurrir al golpe de estado, algunos indicios de hostigamiento... Nada, yo digo tener los ojos abiertos solamente.

moriarty dijo...

cierto. hay que tener los ojos abiertos. y no centrar la discusión en la defensa de la "democracia"/status quo, que en realidad es -como dice litio- la defensa de un sistema injusto e incapaz de generar soluciones amplias.

lo de ollanta humala no sólo es improvisación, sino que preocupa su capacidad (?) de fagocitar o cooptar discursos y agendas de un modo parcial y sin un trabajo de base detrás.

y el militarismo, siempre. la solución con el ¿repudiable? ¿demasiado tradicional? empuje militar o caudillista que puede ser un daño más que un bien por lo que de autoritario tiene.