jueves, enero 05, 2006

Más para las AFPs, menos para los trabajadores


El Congreso ha subido el aporte que hacen los trabajadores a las AFPs; ya no se pagará 8% sino 10% del sueldo. Ni siquiera hubo debate, aviso ni consulta, simplemente la gente recogerá su sobre y encontrará menos plata (o muy poca más, considerando que acaban de regalarles un microaumento de sueldos).

Las AFPs son grandes empresas diseñadas para sacar la máxima ganancia entregando lo mínimo posible al público (lo que incluye sus maniobras para llevarse toda la plata al extranjero). La gente no puede participar en su toma de decisiones interna, pero debería al menos ser libre de no contratarlas. Pero si el sistema fue diseñado por los grupos de poder para esquilmar a las personas y favorecerlos a ellos, todos estamos indefensos.

En su columna de La República,
Humberto Campodónico (padre) comenta el tema:

El impulsor invisible de la medida han sido las AFP y el visible el MEF. En el caso de las AFP, ahora dispondrán de más dinero (ergo, más influencia económica), lo que reforzará sus pedidos para llevarse más plata fuera del país, so pretexto de "diversificar el riesgo". Para el MEF la principal preocupación es la Caja Fiscal, por lo que el aumento es necesario para garantizar mejores pensiones a los futuros jubilados.

(...)

No solo eso. En el Congreso tampoco se pudo debatir el proyecto de ley de libre desafiliación de las AFP, donde hay más de un millón de afiliados a las AFP que quieren regresar al sistema público porque obtendrían una mayor pensión.

Lo sorprendente y vejatorio para los trabajadores es que ninguno de los dos temas pudo discutirse porque Marcial Ayaipoma, el presidente del Congreso, dijo: "Esos temas no estarán en la agenda y tampoco se podrán colocar en el curso del debate" (Gestión, 27/12/2005). Dicho en cristiano, los trabajadores pagan el pato que se comen otros.

Estas son las razones por las cuales la población se levanta, indignada, contra la mayoría de integrantes del Congreso: la gente sabe que solo les interesa ganar dinero y aprobar leyes contra los trabajadores (o "no tener tiempo para discutirlas"), sin discusión, de manera sigilosa, como quien roba de madrugada.

Sin embargo, aún no es tarde. La presión combinada de la población, los medios de prensa independientes, los sindicatos y (algunos) partidos políticos puede lograr que este tema vuelva a la agenda del Congreso -como corresponde a un pueblo digno y soberano que no se va a dejar meter la mano al bolsillo-. Oiga, estamos hablando, ni más ni menos, que del salario de 3 millones 600,000 peruanos afiliados a las AFP.


En el link de abajo pueden leer la noticia según La República (no la encontré en El Comercio, qué raro).

3 comentarios:

DonMatas dijo...

bueno compa...acá en chile padecemos el modelo de afp obligatorio desde hace más de 20 años. fue aquí donde se inventó, en plena dicatadura por josé piñera, hermano de sebastián, empresario y actual candidato a la presidencia por la alianza de derechos (centro y ultra).
El sistema fue presentado como la clave del nuevo modelo que haría despegar el modelo chileno. Mediante este se permitiría aculumlar grandes cantidades de capital para la inverisión, soslayando así el problema de la propiedad de esos capitales (son millones de propiertarios que los ponen en manos de las afp's para que las inviertan). hasta hace unos 5 años, cualquiera que cuestionara el modelito era considerado un retrógrado. Así, el Centro de Estudios Nacionales de Desarrollo Alternativo, que presentó un estudio en que señalaba que la mitad de los cotizantes NO RECIBIRÍAN PENSIONES era tratado como un mero vástago ideológico del Partido Comunista. Sin embargo hoy, TODOS LOS SECTORES HAN DEBIDO RECONOCER LA REALIDAD: NO HABRÁ PENSIONES PARA EL 50% DE LOS JUBILADOS EN LOS PRÓXIMOS 10 AÑOS. Ante tal brutalidad, todos se dan vueltas buscando solución. Obviamente son puros parches (incuídas las propuestas del PC y de la Central de Trabajadores), ya que la eliminación del sistema es sumamente compleja debido a qeu efectivamente es el centro del desarrollo capitalista chileno.
Ahora bien, desde aquí me atrevo a lanzar una propuesta que será criticada por todos, pero que tiene buenos argumentos que no daré ahora a menos uqe me los pidan... convertir las afp's en corporaciones SIN FINES DE LUCRO, esto significa que todas las ganancias deben repartirse entre los cotizantes, los trabajadores de las afp`s o reivertirse. además podríamos agregarle participación en las desiciones de inversión a los cotizantas...¿que les parece?
salud

comoé dijo...

no es una mala idea...y sería una corporación administrada por quien??

litio dijo...

Sí, eso sería algo bastante más justo (lo actual no lo es ni mínimamente). Las personas que ponen su dinero son las que deberían decidir cómo se invierte éste. Pero creo que eso sería parte de todo un sistema económico más cercano a la PARECON que al capitalismo actual