martes, febrero 07, 2006

Poder elegir

No entiendo del todo bien el tema de la libre desafiliación a las AFPs, hay una serie de asuntos técnicos que no manejo. Está claro, en todo caso, cuáles son las fuerzas en disputa: por un lado la búsqueda de popularidad por parte de políticos con miras electorales. Por el otro, la desesperación por mantener condiciones especialmente favorables para lucrar por parte de grupos empresariales (y sus representantes en el gobierno).

Los dos diarios que más reviso han tomado esta vez posturas claramente antagónicas, alineándose cada uno con una de esas fuerzas. Es interesante, sin embargo, ver que mientras La República entrevistó en los últimos días sobre todo a abogados constitucionalistas o laboralistas, El Comercio (y su versión televisiva, Canal N) tuvo una fuerte tendencia a llamar como "expertos" a representantes de las propias AFPs.

Algo interesante: el proyecto de libre desafiliación es inconstitucional, pues genera gasto fiscal por iniciativa del Congreso. Por otro lado, impedir la libre desafiliación también es inconstitucional, pues el artículo 11 de la Constitución dice que el Estado garantiza el libre acceso a prestaciones de salud y pensiones, a través de entidades públicas, privadas o mixtas”.

¿Qué preferimos? ¿La estabilidad fiscal o los derechos de las personas?

El proyecto actual probablemente esté mal hecho y deje muchos puntos sin aclarar, pero la campaña mediática de las AFPs no busca aclararlos. Busca que las cosas sigan tal como están, con las "reglas" que ellos acordaron con el gobierno de Fujimori para enriquecerse.

4 comentarios:

Cloud Strife dijo...

La verdad, a mi me paece que la cuestión no es la libre desafiliación o no. El estado no puede mantener la SNP xq esta quebrada. En primer lugar el estado debe ver como hacer que la SNP se "automantenga" y después de eso hablar de desafiliación.

mayu dijo...

en este escenario resulta alarmante que Alan García intente discutir el asunto en cuestión con Lourdes Flores y esta se niegue. no quiero defender a Alan, el cuál merece todo mi desprecio, pero, Flores Nano ha estado insistiendo con que se debatan ideas y se deje de lado la guerra sucia y ahora curiosamente le da miedo discutir, dice que no va a hablar de temas específicos (sic). ¿qué cosa?!!!,¿qué esconde la señorita candidata, y qué será lo que quiere Alan Garcia?.

moriarty dijo...

mucho se pide por el equilibrio fiscal, pero no se dice que hay mineras (las mas grandes) que no pagan regalias por un valor de 200 millones de dolares anuales. es decir, se prefiere a) que la gente no elija y b)que los pensionistas esten misios. si de quilibrio fiscal se trata, deberian ver que esas mineras paguen tales regalias y establecer una mejor politica fiscal (a la renta).

litio dijo...

Bien importantes esos tres argumentos. Concuerdo con Tenshi e incluso con su pata Guille (clic aquí) en que el proyecto es básicamente demagógico y desencaminado. Sí pues, hay que reflotar el SNP, pero, insisto, no es eso lo que quieren los lobbys. Lulú está entre dos fuegos y Alan con dos cañones, nada nuevo.

Un poco la idea es mirar esto como un ejemplo de control de la información. Nos dicen que hay grupos económicos que quieren manipular a los medios para favorecer determinada candidatura. Bueno, pero hay algo más profundo, manipular la manera en que estos medios entienden quién merece ganar dinero, quién puede hablar de ciertos temas, y, sobre todo, qué son los derechos y quiénes los pueden ejercer.