sábado, noviembre 04, 2006

EEUU siempre fiel a Nicaragua


No la sueltan. Nicaragua no es solo un país estratégico geográficamente sino un símbolo para los gobernantes norteamericanos de ayer y hoy. ¿Cómo podrían entonces quedarse tranquilos mientras el pueblo de ese país vuelve a inclinarse mayoritariamente hacia su independencia? No serían ellos mismos.

Según nos cuenta la BBC, el jueves EEUU anunció que enviará una delegación presidencial para observar las elecciones de este 5 de noviembre. Al mismo tiempo afirmaban (con el énfasis que uno siempre pone al mentir) que "no tratamos de moldear la opinión ni de tomar posiciones".

Sin embargo, otros funcionarios alertaron en estas últimas semanas las "consecuencias negativas" del triunfo del candidato del Frente Sandinista Daniel Ortega.

Uno de ellos fue el secretario de Comercio de EE.UU., Carlos Gutiérrez, quien manifestó el pasado 19 de octubre que un posible triunfo del candidato presidencial sandinista ahuyentaría el comercio y la inversión de Nicaragua.

Otro fue el propio embajador Paul Trivelli, que en entrevista con esta corresponsal, aseguró que el triunfo de Ortega sería contraproducente para la región.

Más grave aún, algunos congresistas norteamericanos buscan impedir que los nicaraguenses residentes en EEUU puedan enviar una parte del dinero que ganan a sus familiares en Nicaragua. O sea, puedes romperte el lomo trabajando para los gringos, pero si quieres mandarle parte de tu sueldo a tu viejita resulta que no puedes porque el presidente del país en que ella vive no les cae bien a ellos.

Asimismo, tres importantes legisladores republicanos, el partido de Bush, enviaron una carta a la secretaria de Estado, Condoleezza Rice, y al secretario de Seguridad Interior, Michael Chertoff, para pedir que se bloqueen las remesas que envían los nicaragüenses que viven en este país (unos 800 millones de dólares) en caso que Ortega gane.


Nota de Clarín sobre la inequidad económica en Nicaragua
Breve reseña de la historia de Nicaragua
Información en Wikipedia sobre el FSLN
Un testimonio interesante (en inglés) sobre las elecciones de 1984 en Nicaragua

Actualización: Cómo van las cosas: Ortega va arriba y puede que no haya segunda vuelta. EEUU cuestiona solitariamente la validez del proceso. Los demás subrayan la asistencia masiva de votantes.

2 comentarios:

Silvestre dijo...

Otro blog que cree que los EE.UU es el demonio causante del subdesarrollo y la miseria de america latina. ¿Qué fué Nicaragua bajo el gobierno de Ortega? Realmente no lo sé, pero supongo que fue un desastre (como todos los regímenes comunistas).
Además, solo ustedes pueden sugerir que los que migran a los EE.UU son explotados sin misericordia. Al contrario, alli te dan la oportunidad de trabajar y de ganar buena guita. Yo se lo que digo, porque mi viejo trabaja allá y una ves me jalo a mi (el muy iluso pensó que alli le agarraria gusto al trabajo).Pero me volvi al peru. Soy misio pero al menos no trabajo tanto.

litio dijo...

En ninguna parte he puesto que los que migran a EEUU sean explotados sin misericordia, lo que dice es que trabajan duro (tú mismo dices que allá trabajabas más) y deberían poder usar ese dinero en ayudar a su familia si así lo quieren (como quizá haga tu viejo), y no que el gobierno norteamericano les diga lo que pueden o no hacer. Si tu viejo manda plata a tu casa (no lo sé), imagino que no te parecerá divertido que deje de hacerlo porque los gringos se lo prohiben.

Tampoco he dicho en ninguna parte que Nicaragua haya sido una maravilla bajo el gobierno de Ortega. Lo bacán es que no sólo asumes que lo he dicho, sino que, basado abiertamente en un prejuicio, asumes que ese gobierno fue un desastre. Yo no he escrito aquí mayores loas ni críticas al gobierno sandinista porque me sentiría irresponsable diciendo que algo fue así o asá sin tener un mínimo de información al respecto. Intentaré leer un poco más sobre el tema para que conversemos...

Suerte