martes, abril 01, 2008

Humor político en el Perú, QUEPD

Un post de pepitaspuntocom me sugirió el siguiente post sobre un asunto en el que vengo pensando hace algún tiempo.

Es triste cómo en los medios peruanos, y con la única excepción de los dibujantes, el humor político es inexistente. Las imitaciones de políticos se limitan a burlas y chongos del nivel más básico, el que puede servir de catarsis a veces (como cuando Rossini callaba a Fujimori). Pero sólo en contadas ocasiones, y casi por casualidad, se llega a una crítica.

Los humoristas se alimentan de la realidad política, estan altamente informados y tienen la posibilidad de formarse una posición como ciudadanos frente a lo que sucede, pero ni sus performances ni sus declaraciones lo hacen evidente. Esto fue mucho más grave y clamoroso en los casos del chantajeado Carlos Alvarez y el antipolítico Jorge Benavides, pero también alcanza a los talentosos Armas y Vidaurre.

¿El humor es sólo para que la gente se relaje y olvide sus problemas? Bueno, para eso ya tenemos chistes de Jaimito, sitcoms, la historia de Chapulín, Melcochita y Panorama. El humor político es también otra cosa. El humor político tiene la posibilidad de desnudar ácidamente las contradicciones en los discursos y prácticas del personaje, ayudando al público a ejercer un pensamiento crítico frente a éste. Basta con mirar algunos trabajos de El Otorongo o las caricaturas diarias de Carlín, verdaderos análisis de la coyuntura con posiciones claras y valientes. ¿Por qué no podemos tener un equivalente en nuestra televisión, nuestra radio o nuestros teatros? ¿Por qué sólo conformarse con que una vez a las mil y quinientas se le de un par de puyas a quien las merece?

(No entran directamente en este tema, aunque tampoco deben dejarse de lado, los brotes de homofobia y/o racismo que aún persisten en varios de estos humoristas).

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Si hay humor político o no lees la revista cómica Caretas, la reina de los publicherris en el Perú y que no se asquea de poner en las sociales a gentuza como Beto y Alex Kouri.

Roberto dijo...

creo que el problema es esta suerte de sentido común, pensamiento único, que se ha impuesto en los medios. dentro de ellos hay algunos resquicios que permiten críticas a este pensamiento único. ¿humor político, humor crítico? el de heduardo (aunque no se coincida con él, y mejores son sus photoshops que sus "muñequitos"), álvaro portales (genio del humor fúnebre), juan acevedo, carlín, molina.

talento hay.

en realidad la falta de humor político en televisión y radio es falta de buenos e inteligentes guionistas.

en realidad falta inteligencia en la televisión peruana.

jesus c. dijo...

No sé si los frecuentes arrebatos nacionalistas de Heduardo califiquen como humor "crítico".